Hoy cerrado
Mañana abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00

Consejos para una higiene interdental adecuada

Tiempo de lectura 1 min.

Mantener una boca sana es muy importante para que tu estado de salud en general no se resienta. Una correcta higiene será tu aliada para conseguirlo, previniendo también enfermedades futuras.

Cepillándote los dientes, como mínimo tres veces al día, eliminas la placa y aportas flúor. Pero este hábito no es suficiente para eliminar la placa que se acumula entre tus dientes. Lo ideal es que completes tu rutina de cuidado diario incorporando la higiene interdental. Te contamos cómo hacerlo.

COMPLETA TU RUTINA DE CUIDADO BUCAL

Tienes muchas opciones para realizar esta higiene interdental y no siempre es fácil escoger la mejor para ti, por lo que lo mejor es dejarse asesorar por un profesional de la salud bucal o pedir consejo en la farmacia.

Entre las opciones que tienes para reforzar el cepillado están:

  • Flosser: es cómodos de usar y te ayudará a llegar a las zonas más difíciles. Es ideal para iniciarse en esta rutina y se recomienda habitualmente cuando se tiene dificultad para usar la seda o hilo dental.
  • Hilo y seda dental: es adecuado cuando se tiene poco espacio entre los dientes, ya que el acceso es reducido.
  • Cepillo interproximal: es de gran utilidad para completar la higiene, especialmente cuando existen espacios interdentales de gran tamaño. Ten en cuenta que cada persona tiene una medida ideal para usar un interproximidal, el dentista te indicará el adecuado para ti.
  • Irrigador: es una opción para los más expertos. Se trata de un dispositivo que se basa en emitir un chorro de agua que ayuda a eliminar los restos de comida, placa dental y bacterias entre los dientes. Será bueno combinarlo con la limpieza con hilo dental.

Consejos para una correcta higiene interdental

ALGUNOS CONSEJOS BÁSICOS

Para implantar la higiene interdental en tu rutina de la mejor manera para tus dientes, ten en cuenta alguno consejos. Es recomendable usar la limpieza interdental al menos una vez al día.  Tanto el hilo y los cepillos, como los irrigadores tiene que aplicarse siguiendo la línea de las encías y entre los dientes. 

Si utilizas hilo dental, es importante curvarlo en forma de U alrededor de cada diente y deslizarlo cuidadosamente por debajo de la línea de la encía. Muévelo cuidadosamente hacia arriba y hacia abajo varias veces.

Aunque estos productos no son complejos de usar, ten cuidado al usarlos, sobre todo si no tienes mucha práctica para evitar pequeñas lesiones. Y cuenta siempre con el consejo de tu farmacéutico para asegurar que utilizas los productos que necesitas y que ti rutina cumple todos los pasos necesarios para tener una sonrisa bonita y sana.

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios